null CE_TALENTOJOVEN_CV1
Imagen
08 de Marzo de 2019
Aprende a crear un buen currículum

El currículum vitae es tu carta de presentación profesional. A través de él los responsables de selección de las empresas tomarán su primera decisión sobre los candidatos a un puesto y, por ello, es fundamental que te tomes tu tiempo en su elaboración.

Para ayudarte en esta tarea, te damos a continuación unas pautas para hacer un currículum de éxito.

 

Síntesis y claridad.

Para que tu CV resulte atractivo en un primer vistazo, tiene que ser breve, conciso y claro. Utiliza un vocabulario directo y sencillo, así como las palabras que sean clave para describir tu perfil profesional. Cuando lo redactes, intenta que el contenido que incluyas dé respuesta a estas tres preguntas: qué, cuándo y dónde. Lo ideal es que el currículum te ocupe una o dos páginas, no más.

 

Cuida el diseño.

El tipo de diseño y formato que elijas para tu currículum dice mucho de tu personalidad o de lo que quieres transmitir. ¿Quieres parecer creativo, tecnológico, sobrio…? Piensa en esto cuando elijas los colores, la tipografía… Incluso puedes tener varios diseños y utilizarlos según la cultura y personalidad de la empresa a la que te dirijas.

Te dejamos esta galería de Pinterest donde puedes coger ideas para diseñar tu CV.

 

¡Ojo con la foto!

Incluye siempre una foto, ya que una cara se recuerda siempre mejor que un nombre. Pero no pongas cualquier imagen, elígela con cuidado. Aunque esto parezca una obviedad, no pongas una fotografía de unas vacaciones o de un día de fiesta con los amigos. Tiene que ser profesional.

 

Personaliza.

Enviar el mismo currículum a todas las empresas, con independencia del puesto al que estés optando, no es la mejor estrategia. No se trata de tener un CV totalmente distinto para cada nueva vacante, sino de ir adaptando el que tienes (diseño, habilidades o experiencia más destacada etc.) a los requisitos de cada oferta o a la personalidad de la empresa, por ejemplo.

 

Tu experiencia es importante.

Si eres joven y acabas de terminar tus estudios, tener poca experiencia laboral es normal. No te preocupes por ello e incluye en tu CV cualquier información que pueda poner en valor tus habilidades y conocimientos. Por ejemplo, ¿has sido voluntario?, ¿has participado en la organización de actividades en tu universidad?, ¿has hecho alguna web? No descartes de antemano ningún proyecto aunque no sea estrictamente una experiencia profesional.

Compartir noticia